El éxito de las compañías se basa en implantar un código de valores común a todos los colaboradores. El carácter estratégico de la cultura empresarial ha hecho que tome relevancia y se sitúe en uno de los aspectos fundamentales de las organizaciones. Es por ello que el concepto de comunicación interna se ha quedado algo limitado, y hay que ir más allá: implicar a todos los agentes que forman parte de la organización.

Con el desarrollo de estas políticas integradoras se consigue el tan deseado y necesario ‘engagement, porque cuando un colaborador siente que está en sintonía con su organización, conseguimos al mejor embajador de nuestra marca.

El III Programa de Transformación Digital de Dircom abordó la importancia de desarrollar una cultura empresarial con cimientos sólidos, y a través de una mesa redonda se pusieron de ejemplo las mejores prácticas dentro del ámbito de la Comunicación.

Cómo ayuda la Transformación Digital a nuestra cultura de empresa

Los tres ejes sobre los que debe vehicular la atracción del talento en las organizaciones del siglo XXI son la visión, la autonomía y el desarrollo, según señala Juan Luis Polo, director general de Good Rebels: “No somos recursos, somos personas. Las direcciones de ‘recursos humanos’ son del siglo pasado. Hoy deberíamos hablar del departamento de “cultura y talento”, que acompañe el viaje de sus colaboradores”.

La Transformación Digital ha permitido hiperconectar a los empleados. “Es más humanista que nunca, porque, en realidad, la tecnología pone en el centro al individuo y tiene más capacidad de poder e influencia que nunca”, ha destacado Polo. Por este motivo, la Transformación Digital es efectiva siempre y cuando esté centrada en las personas y mejore la relación de la empresa con los clientes, empleados y ciudadanos.

El informe Gallup 2018 Global Emotions Report ha revelado que el 87% de los empleados no se siente fuertemente vinculado a su empresa. Un dato que pasa factura al ‘engagement’, y que debe animar a las compañías a desarrollar una cultura empresarial que involucre a todos sus agentes. Y con  mayor razón, después de conocer el dato del informe EDELMAN Trust Barometer 2018, que indica que el 47% de la población considera a los empleados una fuente máxima de confianza para informarse sobre una empresa, por delante de directivos y periodistas.

Google: innovadora, atractiva y moderna.

Si hablamos de Google no hace falta presentación, todos conocemos al gigante buscador líder de Internet, y utilizamos sus múltiples servicios. Tampoco es desconocido para el usuario su modelo de trabajo: percibimos a la compañía como una de las más innovadoras del mercado, y la segunda mejor empresa para trabajar según el informe publicado por LinkedIn, solo por detrás de Amazon.

“Google centra su estrategia en las personas. Ellas son el centro y guía de la organización”, señala Isaac Hernández, Country Manager de Google Cloud, sobre el desarrollo de la cultura empresarial en la compañía tecnológica.

 

Ikea: foco en la Comunidad

En Ikea, la multinacional sueca líder en mobiliario y decoración para el hogar, la cultura empresarial es muy fuerte, y está basada en dos pilares: su visión y sus valores, según ha detallado Luisa Alli, directora de Comunicación de la compañía.

“Es imprescindible que en las organizaciones se desarrolle una cultura empresarial, porque es la única forma de alinear a todas las personas que trabajan en la organización”, destaca Alli, que hace referencia a la visión de Ikea, que es crear un mejor día a día para la mayoría de las personas.

 

Leroy Merlín: la autonomía de los colaboradores

La gestión de la cultura empresarial en Leroy Merlín es uno de los pilares de la empresa y se basa en dotar a los equipos de tienda de mucha autonomía y empoderamiento, según comenta Rodrigo de Salas, director de Comunicación y RSC de la multinacional francesa especializada en bricolaje y construcción.

Tenemos un ecosistema de colaboración y trabajo muy abierto. El desarrollo de la cultura empresarial en Leroy Merlín implica que la compañía es una organización muy ágil y poco jerárquica, donde los flujos de comunicación son bidireccionales y muy rápidos”, destaca el director de Comunicación.

De Salas también apunta que la Transformación Digital ha permitido anclar esa cultura de colaborar e hiperconectar a todos los agentes y agilizar flujos: “la competitividad y productividad de la compañía se ve directamente repercutida”.

 

 

También puede interesarte…

 

Responsable de Comunicación Externa y Publicaciones de Dircom

Responsable de Comunicación Externa y Publicaciones de Dircom, se ocupa de la gestión de toda la parte de contenidos e investigación de la Asociación con el objetivo de generar temáticas de interés tanto para los socios como la profesión, así como de gestionar las relaciones con medios.

Dejar Un Comentario

  • (campo no publicable)