Si alguna conclusión principal se obtuvo de la mesa “Reto de las Fake News para la sociedad, la política y la economía”, incluida en el primer Congreso INNOVA+C, fue que la fórmula básica para combatir las noticias falsas viralizadas o fake news es la comprobación de la veracidad de la información publicada.

Aun siendo de sentido común y uno de los sencillos principios básicos del periodismo, resulta llamativo que todos y cada uno de los expertos que intervinieron coincidieran en recordar. Es como si la evolución tecnológica, la globalización del acceso a la información -no solo como receptores sino como productores de noticias-, y la proliferación de medios, soportes y plataformas hubiera desvirtuado algo tan prioritario en Comunicación como es contar la verdad, ni más ni menos la verdad.

“No se puede luchar contra la desinformación si no se trabaja con Comunidad y sin lograr que los desmentidos se hagan virales”

Claro que si fuera tan sencillo procurarla, nos hubiésemos ahorrado un debate tan interesante como el que se produjo entre Miguel Ángel Uriondo, de El Español, Julio Montes, de Maldito Bulo, Julio Alonso, de Weblogs y Oscar Menéndez de la Asociación Española de Comunicación Científica… Tampoco aparecerían los 755 millones de resultados que ofrece Google cuando realizas la búsqueda de la expresión fake news.

Y es que -aunque no lo parezca por esta moda nuestra de rebautizar – estamos hablando de algo que ha existido toda la vida: los bulos, las noticias falsas. Como decía Oscar Menéndez, éstos han formado parte de la historia del mundo: “los bulos han hecho daño siempre a lo largo de la historia, incluso se han declarado guerras por hacer caso de ellos…”.

Vivimos en el peor momento de las Fake News pero en el mejor momento para denunciarlas

Pero es hoy, con la viralización de contenidos, con la proliferación de robots que replican automáticamente contenidos sin contrastar, y el anonimato que caracteriza las redes sociales cuando se posiciona como tendencia que ha de ser analizada por los profesionales de Comunicación en un afán de combatirla como no podría ser de otra forma: ya lo dijo Shun Tzu “si conoces al enemigo y a ti mismo, no debes temer el resultado de un ciento de batallas”.

  • ¿Cómo detectar las fake news desde los medios y desde las empresas?

Es en esta línea en la que Uriondo afirma que el primer proceso de detección de las fake news por parte de los medios de comunicación se llama Periodismo: esta disciplina tiene las suficientes herramientas como para detectarlas y combatirlas.

La desintermediación de las redes sociales de las que además dependemos cada vez más los medios provoca el incremento de la desinformación

Contrastar la información recibida antes de publicarla, confirmar con la fuente, estudiar su credibilidad, contrarrestar con otras fuentes, rebatir con expertos los datos… son acciones básicas que cualquier medio de comunicación que se precie debe realizar. Claro, que “la cosa está en ver cuántos medios seguimos esos principios” confirma.

La velocidad con que se producen las noticias falsas y su viralización no ayudan precisamente en este proceso de detección. Sin embargo, es fundamental contar con una comunidad que apoye y de la cara defendiendo los desmentidos de las fake news.

Esta idea, adelantada por Julio Montes, de Maldito Bulo, es prioritaria junto con el apoyo de plataformas de verificadores y la viralización de los contenidos corregidos: “no se puede luchar contra la desinformación si no tienes comunidad y si no logras que tus desmentidos sean virales; se quedará archivado como un trabajo académico, pero no efectivo”.

Todas las empresas han de contar con estrategias que actúen contra las fake news ya que pueden provocar crisis de reputación importantes. Además desde las grandes plataformas de contenidos como Weblogs se ha de actuar “trabajando las historias con más tiempo y recorrido” según Alonso.

La verificación tradicional de las noticias es la principal forma de combatir las fake news

¿No suena a hacer las cosas bien? Una vuelta a los orígenes del periodismo en un mundo evolucionado tecnológicamente puede ser la clave para combatir las noticias falsas. No todo está perdido en la guerra sin cuartel declarada por los profesionales, las cabeceras editoriales y las empresas a las fake news.

Y es que la tecnología, además, puede ayudar a mejorar los sistemas de detección: no es de extrañar así escuchar que sea “precisamente la tecnología que ha propiciado la aparición de las fake news la que hace que sea más fácil detectarlas y denunciarlas”.

Puedes ver todo el contenido del congreso INNOVA+C en el siguiente enlace.

Marta Muñoz Fernández es Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la UCM, Master por el ISDI en Digital Bussiness y por Corporación Multimedia en Comunicación Empresarial. Desde 2007 lidera al equipo de Comunicación de la Federación Española de Centros Tecnológicos, Fedit, y coordina a los responsables de los centros de investigación asociados. Ha sido Responsable Estatal de Comunicación del Sindicato de Enfermería y de su Fundación sanitaria, y comenzó su carrera en la Agencia de Comunicación Ecoman Global. En 2011 creó el Blog www.comunicainnova.com sobre Comunicación de la Innovación e Innovación en la Comunicación, uno de los gérmenes de Innova+C, Blog de Dircom, de la que integra su Vocalía de Innovación. Miembro del Grupo de Comunicación de EARTO (European Association of Research and Technology Centers).

Un comentario en: La proliferación de las Fake News propicia la vuelta a los orígenes del Periodismo más genuino

Dejar Un Comentario

  • (campo no publicable)