La mayor parte del tiempo los millennials no ven la TV, y aún menos en vivo. Las personas de entre 18 y 34 años emplean el 55 por ciento de su tiempo consumiendo contenido audiovisual después de que ya se haya transmitido en la televisión en directo, según el estudio State of the Media Industry 2017 realizado por Ooyala.

Por tanto, sólo el 45 por ciento de ese tiempo se emplea en la televisión en directo. Del vídeo que consumen los millennials, el 35 por ciento viene de servicios de streaming como Netflix o de vídeos bajo demanda procedentes de plataformas de pago y distribuidos en redes sociales en abierto.

Hay tantos prime times como espectadores y el cambio a la televisión personalizada presiona aún más a las cadenas de televisión que están luchando para que sus programas sean atractivos para los anunciantes y para retener audiencias; audiencias que buscan cada vez más entretenimiento en otros lugares como Facebook y Snapchat. Esa es una de las razones clave por las que los anunciantes todavía pagan tanto dinero por estar con el contenido deportivo, que es sin duda el mejor contenido para ver en directo.

Hay tantos prime times como espectadores y el cambio a la televisión personalizada presiona aún más a las cadenas de televisión que están luchando para que sus programas sean atractivos para los anunciantes y para retener audiencias.

Por tanto, los millennials pasan más tiempo viendo vídeos bajo demanda que TV en directo, y el soporte elegido cada vez más es el teléfono. La televisión convencional y lo canales han ido perdiendo terreno en todos los segmentos de edad. La proporción de consumidores que ven televisión en directo al menos una vez a la semana, se redujo de un 92 % por ciento en 2014 a un 80 % por ciento en 2017. Ese tiempo se lo han cobrado las plataformas de pago, websites y aplicaciones.
Los hábitos de consumo televisivo han cambiado, y de forma imparable, es necesario adaptarse y hacerlo rápido. Esto son buenas noticias para algunos y malas para otros. A menudo me preguntan, cómo hacemos para que los millenials vengan a ver más la TV cuando lo que me están pidiendo es que diga si es posible cambiar los hábitos de consumo audiovisual de una generación entera.

Los hábitos de consumo televisivo han cambiado, y de forma imparable, es necesario adaptarse y hacerlo rápido.

La única solución es el cambio: aprender, escuchar, y rodearse de talento y de individuos que pertenecen a esa generación y que son además, los que van a conectar con los que nacieron después de 1995, la generación Z, que viene ya y que como os imaginaréis, amigos, no van a ver muchos canales en la TV. Pues bien, ante este panorama, mis 5 sugerencias para evolucionar con los tiempos, persistir y ser rentables son:

Piensa en Multi-Canal

Los millennials son la primera generación de nativos digitales, personas que crecieron respirando y hablando tecnología. La mayoría no puede recordar un mundo sin teléfonos inteligentes o Internet, y la mayoría de los medios de comunicación que consumen -desde TV, películas, revistas y noticias- está en línea. Podrían comenzar un programa de televisión en su portátil y luego terminarlo en su iPad antes de ir a la cama.

Los millennials son de varios canales, y los medios debemos tener esto en cuenta al crear contenido.

Los millennials son de varios canales, y los medios debemos tener esto en cuenta al crear contenido. No hay garantía de que un programa sólo se consumirá en una plataforma; necesita verse en el ordenador, la tablet, el móvil, y la tv y además necesita poder ser compartida en todas las principales plataformas sociales, por mensajería y por correo electrónico.

Apuesta por contenido de CALIDAD

Evita “FAKE NEWS”. El contenido tiene que merecer la pena, no sirven los atajos porque a la larga costarán caros. Con tantísimo contenido por ahí, los anunciantes están luchando por espacios digitales auténticos, y si tenemos uno, es mejor que hagamos que se note. Los millennials no va a perder su tiempo en un anuncio o sitio que tiene imágenes de baja calidad, textos fuera de fecha, palabras mal escritas u otros errores. Ellos quieren obtener la información que necesitan en cada momento y marcharse. Las redes sociales ya están penalizando las fake news y los trolls. Es una buena idea tener una estrategia firme y seguir adelante, así aumentará la credibilidad del medio y atraerá a los que prescriptores que aumentarán las visitas, visualizaciones y clics.

Promoción de la primera línea de reporteros

Es necesario instar explícitamente a los reporteros y editores a promover su trabajo y se debe agradecer y recompensar a aquellos que hacen un esfuerzo adicional. Cualquier periodista quiere tener un máximo de visualizaciones, lectores e impacto, pero muchos no saben cómo usar las redes sociales de manera efectiva. La promoción de contenidos debe integrarse en el flujo diario de trabajo de cada puesto.

Este concepto de que los periodistas deben ser sus propios promotores se ha convertido en un principio básico de medios como el New York Times. Estas prácticas aprovechan los instintos competitivos de los periodistas y mejoran el rendimiento de todos.

Las organizaciones que incluyan en sus órganos de toma de decisiones a millennials tienen mucho ganado.

Confía en los millennials

Las organizaciones que incluyan en sus órganos de toma de decisiones a millennials tienen mucho ganado. Es simple, con el auge de digital se ha creado una barrera tecnológica, y la realidad es que son ellos los más capacitados para actuar como agentes del cambio, para innovar y para establecer conversaciones con los consumidores finales. Invertir en su formación de liderazgo y gestión es fundamental, como siempre el capital humano es el mayor valor diferencial.

Conoce a tú audiencia. Invierte en datos

Millennials sí, ¿pero quiénes? Hasta que no conocemos a nuestra audiencia y lo que está buscando, sólo podemos adivinar y esperar que nuestro contenido sea un éxito. Tenemos que saberlo con seguridad, o lo más aproximadamente posible. Hay que tener un nicho elegido y antes de comenzar a elaborar un producto, cualquiera que sea hay que averiguar más sobre la audiencia para aprender todo acerca de ella.

Termino con el mejor ejemplo que se me ocurre y con sincera admiración hacia las mejores prácticas del New York Times que ha convertido a los millennials en su segmento de audiencia de mayor tamaño. Tuvieron la valentía y honestidad para emprender un cambio digital que hoy nos inspira a los demás. Recomiendo la lectura de: The New York Times

Business Development & Digital Strategy Non Stop People

Director de Desarrollo de Negocio Digital del canal Non Stop People.

Dejar Un Comentario

  • (campo no publicable)