Desde la llegada del Espacio Europeo de Educación Superior (2008), los planes de estudios de las universidades españolas trataron de ajustarse a los cambios del entorno global y empezaron a incorporar nuevas disciplinas y metodologías que integraran a los estudiantes en nuevas realidades profesionales y diversificaran las posibilidades de acceso a los diferentes mercados laborales cada vez más exigentes, competitivos y cambiantes.

En este sentido y a pesar de la grave crisis económica que se iniciaba en 2007, el progreso y el impacto de las tecnologías y la comunicación digital, la multiplicidad de los actores sociales e internacionales y la interdependencia económica y cultural constituyen fenómenos sobre los que resulta necesario desarrollar estudios que expliquen la evolución de la sociedad global de nuestro tiempo; más porque la opinión pública se ha confirmado como un actor en fase de transformación y creciente influencia, con poder de decisión.

Así mismo, siguiendo las tendencias que apuntan las investigaciones sectoriales como el Global Communications Report, elaborado por la University of Southern California’s Center for Public Relations en colaboración con otras instituciones académicas y organizaciones profesionales como Dircom, que asegura que “el sector mundial de la comunicación y las relaciones públicas crecerá desde su actual valor de 14.000 millones de dólares hasta 19.300 millones de dólares durante los próximos cinco años, con un incremento de sus plantillas de alrededor del 26 %”; desde el Área de Comunicación de la Universidad Europea se conformó un grupo académico de trabajo formado por especialistas en Economía, Relaciones Internacionales, Negocio Internacional, Derecho Internacional, Comunicación Corporativa, Comunicación Política, Periodismo, Comunicación Digital y Lenguas y Comunicación Intercultural. Con el objetivo de reflexionar sobre la necesidad de crear un nuevo grado universitario que recogiera en un plan de estudios coherente, riguroso e innovador. Una propuesta de formación integral en Comunicación Global y Estratégica.

La opinión pública se ha confirmado como un actor en fase de transformación y creciente influencia, con poder de decisión

Global porque su ámbito de estudio se proyectaría sobre el conjunto de relaciones internacionales e interculturales y porque incorporaría conocimientos avanzados de las habilidades comunicativas y los formatos propios de la comunicación digital. Reforzando además los contenidos de Comunicación Política centrados en el estudio de las estrategias, canales, líderes y mensajes que los diferentes actores internacionales utilizan para la transmisión de sus proyectos, ideas y acciones. Así como en los efectos que este proceso tiene en los diferentes receptores o audiencias.

Estratégica porque desarrolla una concepción integrada de la comunicación en torno a proyectos de refuerzo de la Imagen y el posicionamiento de las marcas corporativas en los entornos digitales y globalizados en los que se desenvuelven las empresas e instituciones en la actualidad y con creciente proliferación en el futuro. Reforzando además los contenidos de Comunicación Corporativa e Institucional, el aprendizaje de formatos de Diseño Digital y las estrategias de gestión de comunidades y redes sociales.

Un egresado del Grado en Comunicación Global y Estratégica deberá asumir retos comunicativos institucionales, internacionales e interculturales con profundos vínculos sociopolíticos y económicos a los que no podría hacer frente un perfil comunicacional de ámbitos tan específicos como el periodístico, el publicitario o el audiovisual.

El sector mundial de la comunicación y las relaciones públicas crecerá desde su actual valor de 14.000 millones de dólares hasta 19.300 millones de dólares durante los próximos cinco años

La universidad asume el reto de afrontar procesos de innovación educativa y formar en Comunicación Global y Estratégica, estudios que habilitarán al estudiante para el inicio de su trayectoria profesional en empresas nacionales o multinacionales, en organismos públicos, en departamentos y empresas de comunicación, en los servicios exteriores de los estados y en organizaciones internacionales. En grupos de presión orientados a la cooperación económica o intercultural, en empresas consultoras y de internacionalización de negocio, en departamentos de asuntos públicos y relaciones institucionales, en empresas turísticas, en la organización de eventos y en la gestión de estrategias de protocolo, en ámbitos sociales de activismo ciudadano y gestión de problemas globales, en empresas de servicios de traducción y mediación cultural.

Vicedecana de Comunicación. Universidad Europea de Madrid

Vicedecana de Comunicación. Universidad Europea de Madrid

Dejar Un Comentario

  • (campo no publicable)